SANTA ÁUREA SALE POR PRIMERA VEZ DE VILLAVELAYO

20 noviembre 2018

SANTA ÁUREA SALE POR PRIMERA VEZ DE VILLAVELAYO, PARA ASISTIR CON OTROS PASOS EN LOGROÑO

El día 17 de Noviembre de 2018 la Misión Diocesana de Calahorra y La Calzada – Logroño, protagonizó EUNTES (Acto solemne de envío a la misión), el cual pedía a todas las parroquias de La Rioja, si querían asistir a dicho evento, que se iba a celebrar en la Plaza de Toros de Logroño, seguido de una procesión de todos los asistentes que iría desde dicha Plaza de Toros, Doce Liguero, Avenida de la Paz, Portales, Martínez Zaporta y terminaba en la Iglesia de Santiago.

La Santa se bajo de Villavelayo ese mismo día 17 de Noviembre, por el Hermano Mayor y personas de la Junta y se traslado a la Plaza de Toros, donde con ayuda de otras personas se prepararon las andas, se colocó un nuevo estandarte, flores y luces, porque la procesión se iba a realizar de noche, con lo cual se quiso que a la Santa se la viera mejor.

Nuestra Santa estaba en el grupo del Arciprestazgo del Najerilla, y estaba colocada en la parte izquierda donde se celebró la Santa Misa. Fue la única imagen que asistió de las 7 Villas.

A dicha celebración asistieron mucha gente de Villavelayo, que bajaron exclusivamente para asistir a dicho acto, de Mansilla, Canales, etc. y muchos de Logroño, donde viven.

Desde la Plaza de Toros, la Santa fue sacada en hombros y con un estandarte, por personas de la Junta, y cuando estuvo en la calle, la gente devota de la Santa, se juntó a Ella y fue llevada por mucha gente, la cual se turnaba para llevarla, tanto las andas como el estandarte, por todo el trayecto de la procesión.

Al llegar a Iglesia de Santiago, fue introducida por las personas de la junta, se colocó donde indicaron según iban llegando.

Cuando finalizaron de entrar las andas de todos los participantes, se fueron llevando dichas andas y estandarte, a sus parroquias y pueblos.

Nuestra Santa, al ser tarde se guardó dentro del vehículo y este dentro de un edificio, para que estuviese segura.

Al día siguiente, Domingo, se subió con personas de la Junta hasta Villavelayo, donde se dejó en su ermita y en su sitio encima del altar.

La Junta agradece a todos los vilayos y a todas las personas que asistieron a dicha celebración, tanto a la misa como a la procesión, en el acompañamiento de nuestra Santa.