Vida

Villavelayo 1043 – San Millán de la Cogolla 11/3/1070
Única Santa nacida en La Rioja
Hija y Patrona de Villavelayo

¿QUIÉN ES SANTA ÁUREA?

Villavelayo tiene el orgullo de tener como patrona a la única santa nacida en La Rioja. Santa Áurea ostenta los títulos de Hija y Patrona de la localidad y es venerada por todos los vilayos cada 11 de marzo en su sencilla y acogedora ermita. De sobra es conocida la devoción de todo el pueblo hacia la santa, devoción que cada vez más, se expande por toda España. En verano, es el segundo sábado cuando se celebran las fiestas patronales en su honor.

Áurea nació en Villavelayo en el siglo XI, concretamente en el año 1043. Así lo atestigua nuestro maestro de la lengua castellana, Gonzalo de Berceo, en su hagiográfica obra Vida de Santa Oria:

Essa Virgen preciosa de quien fablar solemos,
Fue de Villa Velayo, segúnt lo que leemos:
Amunna fue su madre, escrito lo tenemos,
Gracia fue su padre, en letra lo avemos.

Pero todo lo que conocemos acerca de Santa Áurea se lo debemos a Muño, monje que fue testigo de su vida y de su muerte en el monasterio de San Millán de la Cogolla. A los 9 años, madre e hija deciden consagrarse a Dios, dejan Villavelayo y toman el hábito en el dicho monasterio, donde Áurea pasará sus días emparedada. Rápidamente se difunden por toda la región sus virtudes y su admirable y ejemplar fama.

A los 20 años, tiene su primera visión, alcanzando el éxtasis místico, donde se le aparecen Sta. Águeda, Sta. Cecilia y Sta. Eulalia. Le anuncian que Dios tiene reservado un premio en el cielo para ella. Santa Eulalia le entrega entonces la paloma (que aparecerá posteriormente en todas sus representaciones) diciéndole “síguela como a tu guía en los días que te restan de vida, porque Jesucristo quiere que seas toda suya”. Le mostraron una escalera y le hicieron subir para contemplar las maravillas del cielo. Nueve meses después, Santa María, en la segunda de las visiones, le vaticina su próxima muerte como premio a su trabajo.

Murió a los 27 años, al anochecer del 11 de marzo de 1070. Su cuerpo fue sepultado en la cueva donde se le apareció la Santísima Virgen, a la que se baja por una escalera de 35 peldaños. Estuvieron sus reliquias en dicho sepulcro hasta que en 1609 se trasladaron en una rica urna al monasterio principal y se concedieron reliquias a la parroquia de Villavelayo, donde se creó una ermita en su honor en la casa donde nació y una Cofradía que se preocupa de tributarle la veneración correspondiente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: