Poema

Vida de Santa Oria
Gonzalo de Berceo

1. En el nombre de el Padre que nos quiso criar,
E de don Jesucristo que nos vino salvar,
E del Spíritu Santo lumbre de confortar ,
De una Sancta Virgen quiero versificar.

2. Quiero en mi veger, maguer só ya cansado,
De esta santa virgen romanzar su dictado,
Que Dios por el su ruego sea e mi pagado,
E non quiera venganza tomar del mi pecado.

3.Luego en el comienzo e en la primería
A ella mercet pido, ella sea mi guía,
Ruegue a la Gloriosa Madre Santa María,
Que sea nuestra guarda de noche e de día.

4.Essa Virgen preciosa de quien fablar solemos,
Fue de Villa Velayo, segunt lo que leemos:
Amuña fue su madre, escrito lo tenemos,
García fue el padre, en letra lo avemos.

5.Muño era su nombre, omne fue bien letrado,
Sopo bien su facienda: él fizo el dictado,
Aviágelo la madre todo, bien razonado,
Que non quería mentir por un rico condado.

6.De suso la nombramos, acordarvos podedes,
Emparedada era, yacía entre paredes,
Avía vida lazrada qual entender podedes,
Si su vida leyerdes, así lo probaredes.

7.Santos fueron sin dubda e justos los parientes,
Que fueron de tal fixa engendrar merescientes:
De niñez facía ella fechos muy convenientes,
Estaban maravilladas ende todas las gentes

8.Como dice del apóstol Sant Pavlo la lectión
Fue esta sancta Virgen vaso de oración,
Ca puso Dios en ella cumplida bendición,
E vido en los cielos mucha grant visión.

9.Bien es que bos digamos luego en la entrada
Qual nombre li pusieron quando fue baptizada
Como era preciosa más que piedra preciada
Nombre abía de oro, Oria era llamada.

10. Avemos en el prólogo mucho detardado,
Sigamos la estoria, esto es aguisado,
Los días son non grandes, anochecerá privado
Escribir en tiniebra es un mester pesado.

11. Fue de Villa Velayo Amuña natural,
El su marido Santo, García otro tal,
Siempre en bien punaron, partiéronse de mal,
Cobdiciaban la gracia de el Rey celestial.

12. Omnes eran católicos, vivían vida derecha,
Daban a los señores a cada uno su pecha,
Non fallaba en ellos el diablo retrecha,
El que todas sazones a los buenos acecha.

13.Nunca querían sus carnes mantener a grant vicio,
Ponian toda femencia en fer a Dios servicio,
Esso avían por pascua e por muy grant delicio,
A Dios ponían delante en todo su officio.

14.Rogaban a Dios siempre de firme corazón
Que lis quissiese dar alguna criazón,
Que para el su servicio fuese, que para al non,
E siempre mejorase esta devoción.

15.Si lis dió otros fixos non lo dice la leyenda:
Mas diólis una fixa de Spíritual facienda,
Que ovo con su carne baraja e contienda,
Por consentir al cuerpo nunca soltó la rienda.

16.Apriso las costumbres de los buenos parientes,
Quanto li castigaban ponía en ello mientes,
Con ambos sus labriellos apretaba sus dientes,
Que non saliessen dende palabras desconvenientes.

17.Quiso seer la madre de mas áspera vida,
Entró emparedada de celicio vestida,
Martiriaba sus carnes a la mayor medida,
Que non fuese la alma del diablo vencida.

18.Si ante fuera buena, fue después muy meyor,
Placía su servicio a Dios nuestro señor,
Los pueblos de la tierra facíanli grant honor,
Salía a luengas tierras la su buena loor.

19.Dexemos de la madre, en la fixa tornemos,
Essas laudes tengamos cuyas bodas comemos:
Si nos cantar sopiéremos, grant materia tenemos,
Menester nos será todo el seso que avemos.

20.Desque mudó los dientes, luego a pocos años
Pagábase muy poco de los seglares paños:
Vistió otros vestidos de los monges calaños,
Podrían valer pocos dineros los sus peaños.

21.Desamparó el mundo Oria toca negrada,
En un rencón angosto entró emparedada,
Sofría grant astinencia, vivía vida lazrada,
Pon onde ganó en cabo de Dios rica soldada.

22.Era esta reclusa vaso de caridat,
Templo de paciencia e de humildat,
Non amaba oír palabras de vanidat,
Luz era e confuerto de la su vecindat.

23.Porque angosta era la emparedación,
Teníala por muy larga el su buen corazón:
Siempre rezaba psalmos e facía oración,
Foradaba los cielos la su devoción.

24.Tanto fue Dios pagado de las sus oraciones
Que li mostró en cielo tan grandes visiones
Que debían a los omnes cambiar los corazones:
Non las podrían contar palabras nin sermones.

25.Tercera noche era después de Navidat,
De Santa Eugenia era festividat,
Vido de visiones una infinidat,
Onde parece que era plena de sanctidat.

26. Después de las matinas leída la lección
Escuchóla bien Oria con grant devoción:
Quiso dormir un poco, tomar consolación,
Vido en poca hora un grant visión.

27. Vido tres santas vírgines de grant auctoridat,
Todas tres fueron mártires en poquiella edat,
Ágata en Cataña essa rica ciudat,
Olalia en Melérida niña de grant beldat.

28. Cecilia fue tercera, una mártir preciosa
Que de don Jesucristo quiso seer esposa:
Non quiso otra suegra si non la Gloriosa
Que fue más bella que nin lilio nin rosa.

29. Todas estas tres vírgines que avedes oídas,
Todas eran iguales de un color vestidas:
Semeyaba que eran en un día nacidas,
Lucían como estrellas, tanto eran de bellidas.

30. Estas tres santas vírgines en cielo coronadas
Tenían sendas palombas en sus manos alzadas,
Más blancas que las nieves que non son coceadas:
Parescía que non fueran en palombar criadas.

31. La niña que yacía en paredes cerrada
Con esta visión fue mucho embargada;
Pero del Spíritu Santo fue luego conortada:
Demandólis qui eran, e fue bien aforzada.

32. Fabláronli las vírgines de fermosa manera,
Ágata e Eolalia, Cecilia la tercera:
Oria, por ti tomamos esta tan grant carrera:
Sepas bien que te tengas por nuestra compañera.

33. Combidarte venimos, nuestra hermana,
Embíanos don Cristo, de quien todo bien mana,
Que subas a los cielos, e que veas que gana
El servicio que faces e la saya de lana.

34. Tú mucho te deleitas en las nuestras passiones,
De amor e de grado leyes nuestras razones,
Queremos que entiendas entre las visiones
Quál gloria recibiemos, e quáles galardones.

35. Respondió la reclusa que avía nombre Oria:
Yo non sería digna de ver tan grant gloria;
Mas si me recibiésedes vós en vuestra memoria,
Allá sería complida toda la mi estoria.

36. Fixa, dixo Olallia, tu tal cosa non digas,
Ca as sobre los cielos amigos e amigas:
Así mandas tus carnes, e assí las aguissas
Que por subir a los cielos tú digna te predigas.

37. Recibe este consejo, la mi fixa querida,
Guarda esta palomba, todo lo ál olvida:
Tu vé dó ella fuere, non seas decebida,
Guíate por nós, fixa, ca Cristus te combida.

38. Oyendo este consejo que Olalia li daba,
Alzó Oria los ojos, arriba onde estaba,
Vido una columna, a los cielos pujaba,
Tanto era de enfiesta que aves la cataba.

39. Avía en la coluna escalones e gradas:
Veer solemos tales en las torres obradas:
Yo sobí por algunas, esto muchas vegadas
Por tal suben las almas que son aventuradas.

40. Movióse la palomba, comenzó de volar,
Suso contra los cielos comenzó de pujar:
Catábala don Oria dónde iría a posar,
Non la podía por nada de voluntat sacar.

41. Empezaron las vírgines lazradas a sobir ,
Empezólas la dueña reclusa a seguir:
Quando don Oria cató Dios lo quiso complir,
Fue puja ensomo por verdat vos decir.

42. Quando dormía Jacob cerca de la carrera,
Vido sobir los ángeles por una escalera:
A esta relucía ca obra de Dios era,
Entonce perdió la pierna en essa liz vecera.

43.Ya eran, Deo gracias, las vírgines ribadas,
Eran de la columpna ensomo aplanadas,
Vieron un buen árbol, cimas bien compasadas,
Que de diversas flores estaban bien pobladas.

44.Verde era el ramo de foyas bien cargado,
Facía sombra sabrosa e logar muy temprado,
Tenia redor el tronco maravilloso prado,
Mas valía esso solo que un rico regnado.

45. Estas quatro doncellas ligeras más que viento
Ovieron con este árbol placer e pagamento:
Subieron en él todas, todas de buen taliento,
Ça avían en él forgura en él grant cumplimiento.

46.Estando en el árbol estas dueñas contadas,
Sus palomas en manos alegres e pagadas,
Vieron en el cielo finiestras foradadas,
Lumbres salían por ellas, de duro serían contadas.

47. Salieron tres personas por essas aberturas,
Cosas eran angelicas con blancas vestiduras,
Sendas vergas en manos de preciosas pinturas,
Vinieron contra ellas en humanas figuras.

48. Tomaron estas vírgines estos Santos varones
Como a sendas peñolas en aquellos bordones:
Pusiéronlas más altas en otras regiones,
Allá vidieron muchas honradas processiones.

49.Don Oria la reclusa de Dios mucho amada,
Como la ovo ante Olalia castigada,
Catando la palomba commo bien acordada
Subió en pos las otras a essa grant posada.

50.Puyaba a los cielos sin ayuda ninguna,
Non li facía embargo, nin el sol, nin la luna,
A Dios havía pagado por manera alguna,
Si non, non subría tanto la fixa de Amuña.

51.Entraron por el cielo que abierto estaba,
Alegróse con ellas la corte que ý moraba;
Plógolis con la quarta que las tres aguardaba,
Por essa serraniella menos non se preciaba.

52.Apareciólis luego una muy grant compaña,
En vestiduras albas fermosas por fazaña:
Semejóli a Oria una cosa estraña,
Ca nunca vido cosa de aquesta su calaña.

53.Preguntó a las otras la de Villa Velayo:
Decitme, qué es esto por Dios e Sant Pelayo,
En el mi corazón una grant dubda trayo:
Mejor parecen estos que las flores de mayo.

54. Dixéronli las otras: oye, fixa querida,
Colonges fueron estos, omnes de santa vida;
Tuvieron en el mundo la carne apremida,
Agora son en gloria en leticia complida.

55. Conoció la fixa buenos quatro varones,
Los que nunca vidiera en ningunas sazones:
Bartolomeo ducho de escribir passiones,
Don Gómez de Masiella, que daba bien raciones

56. Don Xemeno tercero un vecino leal,
De el barrio de Velayo fue ésti natural:
Galindo su criado, qual él, bien otro tal,
Que sopo de bien mucho e sabía poco mal.

57. Fueron más adelante en esa romería,
Los mártires delante, la freira en su guía,
Aparesciólis otra asaz grant compañía,
De la de los colonges avía grant mejoría.

58. Todos vestían casullas de preciosas colores,
Blagos en las siniestras commo predicadores,
Cálices en las diestras de oro muy mejores,
Semejaba ministros de preciosos señores.

59. Demandó la serrana, ¿qué eran esta cosa?
¿Qué procesión es ésta tan grant e tan preciosa?
Dixéronli las mártires respuestas muy sabrosa:
Obispos fueron estos siervos de la Gloriosa.

60. Porque daban al pueblo beber de buen castigo,
Por ende tienen los cálices cada uno consigo:
Refirían con los cuentos al mortal enemigo
Que engañó a Eva con un astroso figo.

61.Conoció la reclusa en essa procession
Al obispo don Sancho, un precioso varon:
Con él a don Garcia su leal compañon
Que sirvió a don Christo de firme corazon.

62. Dixeronli las martires a Oria la serrana:
El obispo don Gomez non es aqui, hermana:
Peroque trayo mitra fue cosa muy llana,
Tal fue commo el arbol que florecee non grana.

63. Visto este convento, esta sancta mesnada,
Fue a otra comarca esta freyra levada:
El coro de las virgines procesion tan honrrada
Salieron rescibirla de voluntat pagada.

64. Salieron recibirla con responsos doblados,
Fueron abrazarla con los brazos alzados:
Tenian con esta novia los corazones bien pagados,
Non ficieran tal gozo años havia passados.

65. Embargada fue Oria con el recibimiento,
Ca tenia que non era de tal merecimiento:
Estaba atordida en grant desarramiento;
Pero nunca de cosas ovo tal pagamiento.

66: Si del Rey de la gloria li fuese otorgado,
Finearia con las virgines de amor e de grado:
Mas aun esi tiempo non era allegado
Para recibir soldada de el lazerio passado.

67. El coro de las virgines una fermosa az
Dieronli a la freyra todas por orden paz:
Dixeronli: contigo mucho nos plaz:
Para en esta compaña digna eres assaz.

68. Esto por nuestro merito nos non lo ganariemos,
Esto en que somos, nos non lo mereciemo;
Mas el nuestro Esposo a quien voto ficiemoS
Fizonos esta gracia porque bien lo quisiemos.

69. Oria, que ante estaba mucho embergonzada,
Con estos dichos buenos fizose mas osada:
Preguntó a las virgines esa sancta mesnada
Por una su maestra que la ovo criada.

70. Una maestra ovo de muy sancta vida,
Urraca li dixeron muger buena complida,
Emparedada visco una buena partida,
Era de la maestra Oria muy querida.

71. Preguntolis por ella la freyra que oydes:
Decitme, mis señoras, por Dios, a qui servides,
Urraca es en estas las que aqui venides?
Grant gracia me faredes, si esto me decides.

72. Mi ama fue al mundo esta por quien demando,
Lazrró conmigo mucho, e a mi castigando,
Querria yo que fuesse en esti vuestro vando,
Por su deudor me tengo durmiendo, e velando.

73. Dixeronli las virgines nuevas de grant sabor:
Esa que tu demandas, Urraca la seror,
Compañera es nuestra e nuestra morador:
Con Iusta su discipula sierva del Criador.

74. Ruegovos, dixo Oria, por Dios que la llamedes:
Si me la demostrardes, grant mercet me faredes:
Io por la su doctrina entré entre padredes,
Io ganaré y mucho, nos nada non perdredes.

75. Clamaronla por nombre las otras compañeras,
Respondiolis Urraca a las voces primeras:
Conció la voz Oria, entendió las señeras;
Mas ver non la podio por ningunas maneras.

76. La az era muy luenga, eso la embargaba,
Que non podia verla, ca en cabo estaba:
Levola a delante la voz que la guiaba,
Pero a la maestra nunca la olvidaba.

77.En cabo de las virgines, toda la az pasada
Falló muy rica siella de oro bien labrada:
De piedras muy preciosas toda engastonada,
Mas estaba vacia e muy bien seellada.

78.Vedia sobre la siella muy rica acitára,
Non podria en este mundo cosa ser tan clara:
Dios solo faz tal cosa que sus siervos empara,
Que non podria comprarla toda alfoz de Lara.

79.Una dueña hermosa de edat mancebiella
Voxmea havia nombre, guardaba esta siella:
Daria por tal su reyno el rey de Castiella,
E seria tal mercado que seria por fabliella.

80.Alzó Oria los oios escontra aquilon,
Vido grandes compañas, fermosa criazon:
Semeiaban vestidos todos de vermeion,
Preguntó a las otras: estos que cosas son?

81.Dixeronli las virgines que eran sus guionas,
Todos estos son martires, unas nobles personas,
Dexaronse matar a golpes de azconas,
Jesucristo por ende diolis ricas coronas.

82.Alli es Sant Estevan el que fue apedreado,
Sant Lorente el que Cesar ovo despues asado,
Sant Vicente el caboso de Valerio criado:
Mucho otro buen lego, mucho buen ordenado.

83.Vido mas adelante en un apartamiento
De Santos hermitaños un precioso conviento,
Que sufrieron por Christo mucho amargo viento
Por ganar a las almas vida e guarimiento.

84.Conosció entre todos un moge ordenado:
Monio li dixeron, commo diz el dictado:
A otro su discipulo, Muño era llamado,
Que de Valvanera fué abat consagrado.

85. Y vido a Galindo en esa compañia,
Ladrones lo mataron en la hermitañia:
y vido a su padre que llamaban Garcia,
Aquelli que non quiso seguir nulla folia.

86.Vido a los apostolos mas en alto logar,
Cada uno en su trono en que debia jusgar:
A los evangelistas y los vido estar,
La su claridat omne non la podrie contar.

87.Estos son los nuestros padres cabdiellos generales,
Principes de los pueblos, son omnes principales,
Jesucristo fue papa, estos los cardenales,
Que sacaron de el mundo las serpientes mortales.

88.Commo asmaba Oria a su entendimiento,
Oió fablar a Christo en esse buen conviento;
Mas non podio veerlo a todo su taliento,
Ca bien lieve non era de tal merecimiento.

89.Dexemos lo al todo, a la siella tomemos,
La materia es alta, temo que pecaremos;
Mas en esto culpados nos seer non debemos,
Ca al non escribimos, si non lo que leemos.

90.De suso lo dixiemos, la materia lo daba,
Voxmea avia nombre la que la siella guardaba
Commo rayos de el sol, assi relampagaba.
Bien fue felix la alma para quien estaba.

91.Vistia esta manceba preciosa vestidura,
Mas preciosa que oro, mas que la seda pura;
Era sobreseñada de buena escritura,
Non cubrió omne vivo tan rica cobertura.

92.A vie en ella nombres de omnes de grant vida,
Que sirvieron a Christo con voluntat complida;
Pero de los reclusos fue la mayor partida
Que domaron sus carnes a la mayor medida.

93. Las letras de los iustos de mayor sanctidat
Parecian mas leybles de mayor claridat:
Los otros mas sorienda de menor claridat
Eran mas tenebrosas de grant obscuridat.

94. Non se podia la freyra de la siella toller:
Dixole a Voxmea que lo querria saber:
Este tan guant adobo cuyo podria ser?
Ca non seria por nada comprado por haver .

95. Respondioli Voxmea, dixoli buen mandado,
Amiga,bien has fecho e bien has demandado;
Todo esto que vees a ti es otorgado,
Ca es del tu servicio el Criador pagado.

96. Todo esti adobo a ti es comendado,
El solar e la siella, Dios sea ende laudado,
Si non te lo quitare conseio de] pecado
El que hizo a Eva comer el mal bocado.

97. Si commo tu me dices, dixoli Sancta Oria.
A mi es prometida esta tamaña gloria,
Luego en esti talamo querria ser novia;
Non querria de el oro tornar a la escoria.

98. Respondioli la otra commo bien razonada:
Non puede seer esto, Oria, esta vegada,
De tomar as a el cuerpo, yacer emparedada,
Fasta que sea toda tu vida acabada.

99. Las tres martires sanctas que con ella vinieron
En ninguna sazon de ella non se partieron;
Siempre fueron con ella, con ella andidieron
Fasta que a su casa misma la tragieron.

100. Rogó a estas sanctas de toda voluntat
Que rogassen por ella al Rey de maiestat,
Que gelo condonase por la su piedat
De fincar con Voxmea en essa heredat.

101. Rogaron a Dios ellas quanto meior supieron,
Mas lo que pedia ella ganar non lo podieron:
Fabloles Dios de el cielo, la voz bien la oieron,
La su majestat grant; pero non la vieron.

102. Dixolis: piense Oria de ir a su logar,
Non vino tiempo aun de aqui habitar:
Aun ave un poco el cuerpo a lazrar,
Despues verná el tiempo de la siella cobrar.

103. Señor, dixo, e padre, peroque non te veo,
De ganar la tu gracia siempre ovi desseo:
Si una vez salliero del solar en que seo,
Non tomaré y nunca segun lo que yo creo.

104. Los cielos son mucho altos, yo pecadriz mezquina,
Si una vez tornaro en la mi calabrina,
Non fallare en el mundo señora nin madrina,
Por qui yo esto cobre nin tarde nin ayna.

105. Dixoli aun de cabo la voz del Criador:
Oria, del poco merito non ayas temor:
Con lo que has lazrado ganesti el mi amor,
Quitar non te lo puede ningun escantador.

106.Lo que tu tanto temes e estás desmedrida,
Que los cielos son altos, enfiesta la subida,
Io te los faré llanos, la mi fixa querida,
Que non havrás embargo en toda tu venida.

107.De lo que tu temes non serás embargada,
Non abrás nul embargo, non te temas por nada:
Mi fixa, benedicta vaias e sanctiguada,
Torna a tu casiella, reza tu matinada.

108.Tomaronla las martires que ante la guiaron
Por essa escalera por la que la levaron.
En muy poquiello rato al cuerpo la tornaron,
Espertó ella luego que ellas la dexaron.

109.Abrió ella los oios, cató enderredor,
Non vido a las martires, ovo muy mal sabor:
Vidose alongado de muy grant dulzor,
Havia muy grande cuyta e sobeio dolor.

110.Non cuidaba veer la hora nin el dia
Que podiese tornar a essa confradia:
Doliase de la siella que estaba varcia,
Siella que Dios ficiera a tan grant maestria.

111.Por estas visiones la reclusa don Oria
Non dió en si entrada a nulla vanagloria:
Por amor de la alma non perder la victoria
Non facia a sus carnes nulla misericordia.

112.Martiriaba las carnes dandolis grant lacerio,
Complia dias e noches todo su ministerio:
Ieiunios e vigilias e rezar el psalterio,
Queria a todas guisas seguir el Evangelio.

113.El Rey de los reyes, señor de los señores,
En cuya mano iacen justos e pecadores,
Quiso sacar a Oria de estos baticores,
E ferIa compañera de compañas meiores.

114.Once meses, señores, podrie haber pasados
Desque vido los pleitos que avemos contados:
De Santos e de sanctas conventos mucho onrrados,
Mas non los havia Oria encara olvidados.

115.En esi mes onceno vido grant vission,
Tan grande commo las otras las que escritas son:
Non se partia Dios de ella en ninguna sazon,
Ca siempre tenia ella en el su corazon.

116.Tercera noche ante de el martir Saturnino
Que cae en noviembre de Sant Andres vecino,
Vinoli una gracia, meior nunca le vino,
Mas dulce e mas sabrosa era que pan nin vino.

117.Seria la meatat de la noche pasada,
Avia mucho velado, Oria era cansada,
Acostose un poco flaca e muy lazrada,
Non era la cameña de molsa ablentada.

118.Vido venir tres virgines, todas de una guisa,
Todas venian vestidas de una blanca frisa
Nunca tan blanca vido nin toca nin camisa,
Nunca tal cosa ovo nin Genua nin Pisa.

119.Ende a poco rato vino Sancta Maria,
Vinolis a las virgines gozo e alegria,
Commo con tal señora todas havian buen dia,
Alli fue adonada toda la confradria.

120.DixeronIi a Oria: tu que yaces soñosa,
Levantante y recibe a la Virgen gloriosa,
Que es Madre de Christo e fixa e esposa:
Serás mal acordada si faces otra cosa.

121. Respondiolis la freira con grant humildat:
Si a ella ploguiesse pora la su piadat
Que yo llegar podiesse a la su maiestat,
Cadria a sus pie des de buna voluntat.

122. Aves avia don Oria el vierbo acabado
Plegó la Gloriosa: Dios tan buen encontrado!
Relumbró la confita de relumbor doblado:
Qui oviese tal huespeda seria bien Venturado.

123. La Madre benedicta de los cielos señora
Mas fermosa de mucho que non es la aurora,
Non lo puso por plazo nin sola una hora,
Fue luego abrazarla a Oria la serora.

124. Ovo en el falago Oria grant alegria:
Preguntola si era ella Sancta Maria:
Non ayas nulla dubda, dixol, fijuela mia:
Yo so la que tu ruegas de noche e de dia.

125. Yo so Sancta Maria la que tu mucho quieres,
Que saqué de porfazo a todas las mugieres:
Fixa, Dios es contigo: si tu firme estovieres,
Irás a grant riqueza, fixa, quando morieres.

126. Todas eran iguales de una calidat,
De una captenencia e de una edat:
Ninguna a las otras non vencia de bondat,
Trahian en todas cosas todas tres igualdat.

127. Trahian estas tres virgines una noble lechiga,
Con adobos reales non pobres nin mendiga:
Fablaronli a Oria de Dios buena amiga:
Fixa, oy un poco, si Dios te bendiga.

128. Lievate de la tierra que es fria e dura,
Subi en este lecho, yazrás mas en mollura:
E aqui la reyna, de esto sei segura,
Si te falla en tierra avrá de ti rencura.

129. Dueñas, dixolis Oria, non es eso derecho,
Para vieio e flaco conviene este lecho:
Yo valiente so e niña por sofrir todo fecho:
Si yo y me echase, Dios avria ende despecho.

130. Lecho quiero yo aspero de sedas aguijosas.
Non mercen mis carnes iacer tan viciosas:
Por Dios que non seades en esto porfidiosas,
Para muy grandes omnes son cosas tan preciosas.

131. Tomaronla las virgines dandol grandes sosanrnos.
Echaronla a Oria en esos ricos paños:
Oria con grant cochura daba gemidos estraños,
Ca non era vezada de entrar en tales baños.

132. Luego que fue la freira en el lecho echada
Fue de bien grandes lumbres la ciella alumbrada,
Fue de virgines muchas en un rato poblada,
Todas venian honrrarla a la emparedada.

133. Madre, dixoli Oria, si tu eres Maria,
De la que fabló tanto el varon Isaia,
Por seer bien certera algun signo queria
Porque segura fuese que salvarme podria.

134. Dixol la Gloriosa: Oria, la mi lazrada,
Que de tan luengos tiempos eres emparedada,
Io te daré un signo, señal buena probada:
Si la señal vidíeres, estonce serás pagada
. . . . . .
Nota 5.-Aquí faltaba una hoja en los códices
del monasterio de San Millán.

135. Esto ten tu por signo por certera senal:
Ante de pocos días enfermaras muy mal,
Serás fuerte embargada de enfermedat mortal,
Qual nunca la oviste, terrasla bien por tal.

136. Veraste en grant quexa, de muerte serás cortada,
Serás a pocos dias desti mundo passada,
Irás do tu cobdicias a la silla honrrada,
La que tiene Voxmea para ti bien guardada.

137. En cuita yacia Oria dentro en su casiella,
Estaba un grant conviento de fuera de la ciella,
Rezando su psalterio cada uno en su siella,
E non tenia ninguno enjuta la maxiella.

138. Iaciendo la enferma en tal tribulacion,
Maguera entre dientes facia su oracion:
Queria batir sus pechos, mas non habia sazon,
Pero queria la mano alzar en esi son.

139. Traspósose un poco, ca era quebrantada,
Fue a monte Olivete en vision levada,
Vido y tales cosas de que fue saborgada,
Si non la despertasen, cuidó seer folgada.

140. La madre en Ja rabia non se podia folgar,
Ca todos se cuidaban que se queria pasar:
Metiose en la casa por la cosa probar,
Comenzó de traherla, ovo de despertar.

141. Vido redor el monte una bella anchura,
En ella de olivos una grant espesura,
Cargados de olivas mucho sobre mesura,
Podria vevir so ellos omne a grant folgura.

142. Vido por esa sombra muchas gentes venir,
Todas venian gradosas a Oria rescebir,
Todas bien aguisadas de calzar e de vestir,
Querian si fuese tiempo, al cielo la sobir.

143. Eran estas compañas de preciosos varones,
Todos vestidos eran de ,blancos ciclatones,
Semeiaban de angeles todas sus guamiciones:
Otras tales vidieran en algunas sazones.

144. Vida entre los otros un omne anciano,
Don Sancho li dixeron, varon fue masellano,
Nunca lo ovo visto nil tánso de la mano;
Pero la sierraniella conoció al serrano.

145. Con esto la enferma ovo muy grant pesar,
En aquella sazon non querria espertar,
Ca estaba en grant g]oria en sabroso logar,
E cuydaba que nunca alla podria tomar.

146. Avia]es poco grado a los despertadores,
Siquiera a la madre, siquiera a los serores.
ca estaba en grant gloria entre buenos señores,
Que non sentia un punto de todos los dolores.

147. Dicia entre loS dientes con una voz cansada:
Monte Olivete, monte Olivete, ca non dicia al nada:
Non gelo entendia nadi de la su posada,
Ca non era la voz de tal guisa formada.

148. Otras buenas mugieres qui cerca li sedien,
Vidian que murmuraba, mas non la entendien:
Por una maravilla esta cosa havien,
Estaban en grant dubda si era mal o bien.

149. La madre de la dueña fizo a mi clamar,
Fizome en la casa de la fija entrar.
lo que la afincasse si podiesse fablar ,
Ca quiera decir algo, non la podían entrar.

150. Dixeronli a ella quando yo fui entrado:
Oria, abre los oios, e oirás buen mandado:
Recibe a don Muño el tu amo honrrado
Que viene despedirse del tu buen gasaiado.

151. Luego que oió este mandado Oria,
Abrió ambos los oios, entró en su memoria,
E dixo: ay mesquina! estaba en grant gloria,
Porque me despertaron so en grant querimonia.

152. Si solo un poquiello me oviesen dexada,
Grant amor me ficieran, seria terminada,
Ca entre tales omnes era yo arribada
Que contra los sus bienes el mundo non es nada.

153. Ovo de estas palabras don Muño mucho placer:
Amiga, dixo, esto faznoslo entender:
Bien non lo entendemos, querriamoslo saber,
Esto que te rogamos tu debeslo facer.

154. Amigo, dijo ella, non te mintré en nada,
Por facer el tu ruego mucho so adebdada,
A monte Oliveti fui en vlssion levada,
Vidi y tales cosas por qui so muy pagada.

155. Vidi y logar bueno sobra buen arbolado,
El fruto de los arboles non seria preciado,
De campos grant anchura, de flores grant mercado,
Guarria la su olor a omne entecado.

156. Vidi y grandes gentes de personas honrradas,
Que eran bien vestidas todas, e bien calzadas,
Todas me recibieron con laudes bien cantadas,
Todas eran en una voluntat acordadas.

157. Tal era la compaña, tal era el logar;
Omne que y morase nunca veria pesar:
Si oviesse mas un poco y estar,
Podría muchos bienes ende acarrear.

158. Dixol Muño a Oria: cobdicias allá ir?
Dixol a Muño Oria: yo si, mas que vivir:
E tu non perdrias nada de conmigo venir:
Dixol Muño: quisiesselo eso Dios consentir.

159. Con sabor de la cosa quisose levantar,
Commo omne que quiere en carrera entrar:
Dixoli Muño: Oria fuelga en tu logar,
Non es agora tiempo por en naves entrar.

160. En esta pleitesía non quiero detardar;
Si por bien lo tovierdes, quierovos detaiar,
A la fin de la dueña me quiero acostar,
Levarla a la siella, despues ir a folgar.

161. El mes era de marzo la segunda semana
Fiesta de Sant Gregorio de Leandre cormana
Hora quando los omnes facen meridiana,
Fue quexada la dueña que siempre vistia lana.

162. La madre de la dueña, cosa de Dios amada,
El duelo de la fixa estaba muy lazrada:
Non dormiera la noche, estaba apesgada,
Lo que ella comia non era fascas nada.
163. Yo Muño e don Gomez cellerer de ellogar
Oviemos a Amuña de firmes a rogar
Que fuese a su lecho un poquiello a folgar,
Ca nos la guardariamos, si quisiesse passar.

164. Quanto fue acostada fue luego adormida,
Un vision vido que fue luego complida:
Vido a su marido omne de sancta vida,
Padre de la reclusa que yacia mal tanida.

165. Vido a don Garcia que fuera su marido,
Padre era de Oria, bien ante fue transido:
Entendió bien que era por la fixa venido,
E que era sin dubda el su curso complido.

166. Preguntóli Amuña, decitme, don Garcia,
Quál es vuestra venida? yo saberlo querria:
Si vos vala don Christo, Madre Sancta Maria,
Decitme de la fixa si verá cras el dia.

167. Sepas, dixo Garcia, fagote bien certera,
cerca anda del cabo Oria de la carrera:
Cuenta que es finada, ca la hora espera,
Es de las sus iornadas esta la postremera.

168. Vido con don Garcia, tres personas seer
Tan blancas que nul omne non lo podria creer:
Todas de edat una e de un parescer,
Mas non fablaban nada nin querian signas fer.

169. Despierta fue Amuña, la vission pasada,
Si ante fue en cuita, despues fue mas coitada,
Ca sabia que la fixa seria luego pasada,
-E q.ue fincaria ella triste e dessarrada.

170. Non echó esti sueño la dueña en olvido
Nin lo que li dixiera Garcia su marido:
Recocontogelo todo a Muño su querido:
El decorólo todo commo bien entendido.

171. Bien lo decoró eso commo todo lo al,
Bien gelo contó ella, non lo aprendió el mal,
Por ende de la su vida fizo libro caudal:
Yo ende lo saque esto de esi su misal.

172. Conjurola Amuña a su fixuela Oria:
Fixa, si Dios vos lieve a la su sancta gloria,
Si vision vidiestes o alguna historia,
Decitmelo demientre avedes la memoria.

173. Madre, dixo la fixa, qué me afincades tanto?
Dexatme, si vos vala Dios el buen padre Santo:
Asaz tengo en mi lacerio e quebranto:
Mas me pesa la lengua que un pesado canto.

174. Queredes que vos fable, yo non puedo fablar:
Veedes que non puedo la palabra formar:
Madre, si me quisierdes tan mucho afincar,
Ante de la mi hora me puedo enfogar.

175. Madre, si Dios quisiesse que pudiese vevir ,
Aun asaz tenia cosas que vos decir;
Mas quando non lo quiere el Criador sofrir,
Lo que a él ploguiere es todo de sofrir.

176. Fuel viniendo a Oria la hora postremera:
Fuese mas aquejando, a boca de noche era;
Alzó la mano diestra de fermosa manera:
Fizo cruz en su fruente, sanctiguó su mollera.

177. Alzó ambas las manos, juntólas en igual,
Commo qui riende gracias al buen Rey eSpíritual:
Cerró oios e boca la reclusa leal:
Rindió a Dios la alma, nunca mas sintió mal.

178. Avia buenas compañas en essi pasamiento,
El buen abat don Pedro persona de buen tiento,
Monges e hermitaños, un general conviento,.
Estos facian obsequio e todo complimiento.

179. Fue esti Santo cuerpo rica-mente guardado,
En sus paños de orden rica-mente aguisado:
Fue muchas de vegadas el psalterio rezado:
Non se partieron de elli fasta fue soterrado.

180. Si entender queredes toda certanidat,
Do yace esta dueña de grant sanctidat,
En Sant Millan de suso, esta es la verdat:
Faganos Dios por ella mercet e caridat.

181. Cerca de la iglesia es la su sepultura,
A pocas de pasadas en una angostura,
Dentro en una cueba so una piedra dura,
Commo merecia ella, non de tal apostura.

182. La fija e la madre amba, de sancta vida,
Commo ovieron siempre grant amor e complida,
En la muerte y todo non an cosa partida,
Cerca yace de Oria Amuña sepelida.

183. Cuerpos son derecheros que sean adorados,
Ca sufrieron por Christo lacerios muy granados:
Ellas fagan a Dios ruegos multiplicados
Que nos salve las almas, perdone los pecados.

184. Gonzalo li dixeron al versificador,
Que en su portaleyo fizo esta labor:
Ponga en él su gracia Dios el nuestro señor,
Que vea la su gloria en el reyno mayor.

185. Aun non me queria, señores, espedir,
Aun fincan cosiellas que vos e de decir:
La obra comenzada bien la quiero complir,
Que non aya ninguno porque me escarnir .

186. Desque murió la fixa sancta emparedada,
Andaba la su madre por ella fetillada:
Solo que la podiesse soñar una vegada,
Teniase por guarida e por muy confortada.

187.Sopo Dios entender bien el su corazon,
Demostroli a Amuña una grant vission,
Que sopo de la fixa que era o que non:
Aun esso non finca de todo el sermon.

188. Cayó una grant fiesta un dia señalado,
Día de cincuesma que es mayo mediado,
Ensoñó esta dueña un sueño desseado,
Por qual muchas vegadas ovo a Dios rogado.

189. Cantadas las matinas, la licencia soltada,
Que fuesse quis quissiese folgar a su posada,
Acostósse un poco Amuña bien lazrada,
E luego ensoñó la su fixa amada.

190. Abrazaronse ambas commo facian en vida:
Fixa, dixo la madre, avedesme guarida:
Quiero que me digades qual es vuestra venida,
O si sodes en pena o sodes ende salida.

191. Madre, dixo la fixa, fiesta es general,
Commo es Resurection, o commo la Natal:
Oy prenden los christianos el cebo eSpíritual,
El cuerpo de don Christo mi señor natural.

192. Pasqua es en que deben christianos comulgar ,
Recibir corpus domini sagrado en el altar.
Io essi quiero, madre, rescibir e tomar,
E tener mi carrera, allá me quiero andar.

193. Madre, si bien me quieres, e pro me quieres buscar,
Manda llamar los clerigos, venganme comulgar,
Que luego me querría de mi grado tornar ,
E nin poco nin mucho non querria tardar ,

194. Fixa, dixo la madre, do vos queredes ir?
Madre, dixo la fixa, a los cielos sobir,
Sin razon me faces, fixa, quiero vos lo decir,
Que tan luego queredes de mi vos despartir .

195. Mas fixa, una cosa vos quiero demandar:
Si en el pensamiento recibiestes pesar?
O si vos dieron luego en el cielo logar?
O vos ficieron ante a la puerta musar?

196. Madre, dixo la fixa, en la noche primera
Non entré al palacio, non sé por qual manera.
Otro dia mañana abriome la portera,
Recibieronme, madre, todos por compañera.

197. Fixa, en esa noche que entrar non podiestes,
Quién vos fizo compaña mientre fuera estoviestes?
Madre, las sanctas virgines que de suso oiestes:
Estovi en tal delicio en qual nunca oyestes.

198. La Virgo gloriosa lo que me prometió,
Ella sea laudada, bien me lo guardó:
En el mi pensamiento de mi non se partió
De la su sancta gracia en mi mucha metió.

199. Otra cosa vos quiero, mi fixa, preguntar,
En qual compañia sodes, facetmelo entrar?
Madre, dixo la fixa, estó en buen logar,
Qual nunca por mi merito non podria ganar .

200. Entre loS inocentes so, madre, heredada,
Los que puso Erodes por Christo a espada,
Yo non lo merezria de seer tan honrrada;
Mas plógo a don Christo la su virtut sagrada.

201. Estas palabras dichas e muchas otras tales,
Oria la benedicta de fechos espiritales
Fuyoli a la madre de los oios corales,
Despertó luego ella, moyó los lagremales.

202. Vido sin estas otras muy grandes visiones,
De que formaria omne asaz buenas razones;
Mas tengo otras priesas de fer mis cabazones:
Quiero alzarme desto fasta otras sazones.

203. Qui en esto dubdare que nos versificamos,
Que non es esta cosa tal commo nos contamos,
Pecara dura-mientre en Dios que adoramos:
Ca non quanto decimos, escrito lo fallamos.

204. El que lo escribió non dirá falsedat,
Que omne bueno era de muy grant sanctidat.
Bien conosció a Oria, sopo su poridat:
En todo quanto dixo, dixo toda verdat.

205. De ello sopo de Oria, de la madre lo al,
De ambas era elli maestro muy leal,
Dios nos de la gracia el buen Rey Spirital
Que alla nin aqui nunca veamos mal. Amen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: